Después de algún tiempo viviendo en un exceso de futuro, entendí que lo único que tenemos es el ahora y que es el único lugar en el que quiero estar.

Mi tatuaje es un anclaje en el presente.