Por que me encanta la cultura japonesa y el cultura tatto y nada las une más que un pijama japonés al que le estamos dando color. Las carpas koi se convierten en dragones en la madurez y este es un pijama inspirado en esa historia del folclore japonés.