Es un pequeño símbolo de infinito con la huella de perro y la inicial de mi perrita C que comienza la letra formando un corazón, lo tengo en la parte posterior de la muñeca, donde dio su último suspiro antes de morir de un cáncer de tráquea con 14 años, hoy hace justo 5 años que se murió, me acuerdo mucho de ella y siempre la llevaré en mi piel.