Mi padre tuvo una relación antes de estar con mi madre en la cual la chica quedó embarazada, no le contó nada a mi padre y desapareció. Cuando mi padre recibió la noticia buscó junto a mi madre por todos lados para contactar con la chica pero nunca lo consiguió. A los 23 años de edad conseguí ponerme en contacto con mi hermano Daniel, era como si siempre hubiésemos estado conectados.