Mi perrito Siroco, mi compañero en lo bueno y lo malo, se murió de viejecito y nunca lo olvidaremos