Es el peluche favorito de mi hija y la frase es lo que nos decimos entre nosotras, te quiero ochenta mil años