El avión soy yo, y al igual que un avión no funciona sin sus motores, yo no funcionó sin los míos: papá, mamá, hermana y hermana.

Además representa que no importa cuán lejos me vaya, siempre me estarán acompañando.
Lo hice poco antes de irme a Corea del Sur, cumpliendo así uno de mis sueños.
El siguiente será vivir allí, y caerá otro tatuaje seguro!