se hizo a los 25 años. Tenía muchas ganas de ser especial y lo logré. Fue un poco aterrador y doloroso hacerse un tatuaje, ¡pero valió la pena! Es muy hermosa !! Y nunca me arrepentí de haberlo hecho.