Fue mi primer tatuaje. Siempre me habían encantado pero no me atrevía.
Me salió una mancha en la espalda q la verdad, me estaba afectando en la autoestima, y mucho…. Así q decidí consultarlo con un dermatólogo, y después d las pruebas pertinentes, me dio luz verde a tapar la dichosa mancha con un tatuaje, y ahí está!
No me puede gustar mas!!!!
Después de ese ya me animé, y tengo más.