Mis tatuajes no tienen historia, simplemente plasmo en mi piel un tema que me apasiona y el mundo felino es algo con lo que siempre me he identificado. Me considero una persona que defiende los suyo con uñas dientes como hacen los felinos, por eso me identifico con ellos. Cada año cojo 1 semana de vacaciones en noviembre para tatuarme y este año año por fin termine mi brazo. A por más