Era oficial de la marina de guerra, en venezuela, tengo dos hijos, niña y niño. Tuve que dejar la profesión, por situación país y eso me afectó a mi a mis hijos. Porqué amo mi carrera, los barcos, y a mis hijos son mi mayor motivación. Ellos me hacían barquitos de papel y le decían a todos, mi papá trabaja en un barco es marinero llenos de orgullo. Tuvimos que emigrar. Ya no es lo mismo