Mi tatuaje representa el dolor por las víctimas de los atentados del 11M y 11s. Recuerdo a la perfección esos fatídicos días, y la angustia de pensar que a algún familiar mío cercano le hubiera podido pasar algo.