Mi tatuaje es un Kuriboh Alado del Yu-Gi Oh! juego de cartas el cual mi hermano viciaba todo el día cuando era niño, y yo siempre me sentaba a mirar sus partidas (aunque nunca entendí como jugar) Este bicho está en mi muñeca representando a mi hermano y tiene un valor sentimental muy grande, no es su personaje favorito ni nada, siempre que veía un Kuriboh le mencionaba lo tierno que era.