Tras sufrir una relación de maltrato y lograr salir de ella, decidí que era hora de quererme y lograr todo lo que me propusiera. Si fui capaz de salir de algo tan complicado, podía ser capaz de cualquier cosa.
Este tatuaje simboliza el amor propio y el crecimiento personal. Lo grabé en mi piel para que nunca más se me olvidara que lo más importante en mi vida, soy yo.