Mi perra llamada Nala falleció hace unos meses así que decidí hacerme un tatuaje de ella para llevarla siempre conmigo.