Cuando una historia a de ser contada, el pasado no a de ser olvidado. Las letras, los textos, los sentimientos que podemos llegar a percibir y a dar, nosotros, escritores… Con tan solo una pluma de escribir y con el corazón en cada palabra.
Y si hay algo que sé que somos en esta vida, es que somos efímeros. Porque la vida no perdura en nosotros, pero nosotros podemos perdurar en ella.