Mi marido y yo estábamos de luna de miel en Tailandia. Él se fijó en la tipografía y dijo que era ideal para un tatuaje. Le pregunté qué se tatuaría y me dijo «algo de Bob Marley», nuestro cantante favorito. 10 horas más tarde estábamos en un estudio de Chiang Mai tatuándonos yo «One love», él «One heart». Fue mi primer tattoo y lo recuerdo como la guinda al pastel de nuestro viaje.