Ellos son Franco (derecha) y Nala (izquierda) Franco hace dos años que nos dejó, un osteosarcoma invadió su paladar y aunque lo operamos, volvió a crecer en una semana impidiéndole respirar y poder vivir, nos dejó el corazón roto en mil pedazos y destrozados con su perdida.
Nala nos ayudaba a aprender a vivir con la ausencia de Franco, por que nunca se supera es algo con lo que aprendes