Un abanico, que simboliza el origen de mi pareja, la tierra andaluza, que nos recuerda, su calor, su temperatura