Esas dos alas son el recuerdo en mi piel de la decisión más importante de mi vida, cuando mi niño tenía 3 años me quedé embarazada y por desgracia ese embarazo podía acabar muy mal para mi así que tuve que tomar la decisión de perder a mi segundo angelito…. Esas alas me recuerdan que mi pequeño estará siempre conmigo no solo en mi corazón tb en mi piel