Después de mucho tiempo queriendo hacerme un tattoo, me tocó uno en un sorteo y decidí hacerme este, con la simbología del horóscopo de mi hijo y el mío, ACUARIO Y VIRGO, y para que mi marido no se quedara fuera de mi piel, puse la cruz de su apellido incluida en la rama. Juntos para siempre, tatuados en mi piel.