El 4 de abril de 2018 mi hijo de 3 años escribió voluntariamente por primera vez “mamá” guarde ese papelito en mi cartera que semanas despues robaron. Lo que peor lleve fue perder ese recuerdo.
Semana despues la policía me la devolvió sin documentación ni dinero, pero con el papel.
Decidí tatuármelo a tamaño original. Es mi único tatuaje pero así nunca más lo perdería.