Mi sobrino tiene una enfermedad rara, de esas que creemos que nunca la vamos a ver de cerca y bueno, como toda enfermedad rara, necesitabamos dinero para su investigación.
Pues este cohete junto la frase «Hasta el infinito y mas allá con Thiago» fue el emblema de un evento que hicimos para la recogida de fondos.
A mi me hace recordar que como él, no debo tirar la toalla nunca.