Mi padre siempre ha sido rockero y me ponía mucho rock. Nuestra canción favorita era One life one soul de Gotthard. De ahí nació la idea de hacernos el mismo tatuaje con dos significados, por un lado es la canción que más nos unía durante mi infancia y por otro su traducción, Una vida un alma, ya que siempre hemos pensado que el me dio la vida y yo le revivi el alma al nacer.