Este fue mi primer tatuaje de 7, y el más importante para mí. Me lo hice con 17 años, lo diseñé yo misma (aunque no sea gran cosa) pensando en mi abuelo, que fue como un padre para mí y murió cuando yo tenía 9 años. La J inicial de su nombre y la pluma de ángel.