La pasión por mi profesión de masajista ha pasado por todo tipo de momentos pero existe el equilibrio