En mi brazo derecho, tengo tatuada esta frase, «Per aspera, ad Astra» que significa por el camino más difícil hacia las estrellas.
Es una frase que me inspira, me hace pensar que por muy difíciles que sean las cosas, siempre habrá una recompensa mayor y más bonita.