El tattoo de la luna y las estrellas me lo hice en honor a mis abuelos que ya no están a mi lado.
El otro del Carpe diem me lo hice para decirme a mi misma que yo soy quien manda en mi vida, despues de una relación dura era mi mantra y por eso decidí tatuármelo.

¡Espero que os gusten mis dos historias!