Es mi infancia, películas de anime que me han hecho la mujer fuerte que soy a día de hoy. Son plantitas, que son importantes en mi día a día y que recuerdan mi infancia. Es una mezcla de mi niñez, de lo que soy parte y de la fuerza de la mujer, de la lucha feminista. De los valores que llevo innatos y de los que he ido aprendiendo. Es mi reflejo. Es la obra de arte de Sonia en mi lienzo.