Siempre he tenido una devoción especial por los osos. Son animales tan fieros y salvajes, y sin embargo en muchas culturas representan el amor. Yo me enamoré perdidamente de alguien que me rompió el corazón. Y tuve que esperar a que mi corazón perdonara para poder tatuarme. Por eso está en el talón de Aquiles. Porque el amor es salvaje y fiero, pero puede dañarnos como nada en el mundo.