El tatuatge no tiene nada que ver con montañas. És una representación de mi núcleo familiar. Hace tres años falleció mi hermana con tan sólo 22 años, fue una tragedia familiar por la que cada día seguimos adelante.
Por ello mi hermano y yo decidimos representar en algo tan permanente y fuerte como son las montañas y una combinación de 5 en honor a cada miembro. Firme y eterno.