Para mí mis hijos son la cosa mas importante en mi vida y cuando por desgracia perdí a mi hijo con dos años, mi mundo se derrumbó.
Pense en hacerme un tatuaje para recordarlo junto a mis otros hijos y decidí hacerme una Orquídea. Las orquídeas rojas representan la mezcla de amor y de pasión existente entre personas y eso es lo que siento por mis hijos.