Mi único tatuaje es una dedicatoria a mi padre. Se fue demasiado pronto al arcoíris de los padres y decidí tatuarme por él. Su deporte favorito; la bici, y nuestra canción: I’m alive de Celine Dion. Para recordar siempre que estamos vivos y que hay que comerse la vida como hacía él. El tatuaje es obra de mi hermano.