Este tatuaje aparte de ser el primero ha sido el más importante. La historia que hay detrás habla de mi mejor amigo, al que se lo llevó hace dos años un tumor cerebral. En honor a él llevo tatuados a los protagonistas de la primera película que vimos juntos, Sophie y Howl del Castillo Ambulante.