Por un lado representa a mi gata Elsa que hace ya 3 años que no puedo ver y era lo más importante para mi y a la cual recuerdo cada día. Por otro lado lo diseñó mi mejor amiga representando una parte del yin yan y ella se hizo el mismo a la inversa. Representando así nuestra amistad, nuestros caracteres distintos pero complementarios y a nuestros gatos que queremos con locura.