Significa que no hay felicidad sin tristeza, ni tristeza sin felicidad, ¿realmente sabríamos diferenciar algo bueno si no existiese la maldad?