Las tres flores simbolizan a mi madre (la del centro más grande) y las otras dos mi hermana y yo. Son flores de cerezo porque en la casa en la que me crié hay un cerezo muy grande que siempre he adorado, así que significa mucho para mi; mi infancia, mi hogar y mi familia.