Soy librera, el mejor trabajo del mundo, el peor negocio del mundo.
Me hice este tatuaje justo después de mi primer Sant Jordi como librera, sabía que el amor por los libros sería para toda mi vida.