Quizás no sea el tatuaje mas bonito, pero para mi lo es todo, son las iniciales de mi hijo fallecido en la semana 30 de embarazo. Verlo me recuerda que siempre estará conmigo. Vuela alto pequeño, Tq mamá