Hace un año adopté a dos gatas hermanitas a las que nadie quería. Recorrí 150 kilómetros para recogerlas y otros 150 para traerlas a casa.
El tatuaje simboliza sus ojos, ya que una es completamente ciega y a la otra le falta el ojo derecho.