Sin duda el recuerdo del nacimiento de mi hija, y que mejor forma de tenerla a mi lado y en mi memoria que tener su nombre y fecha de nacimiento tatuadas en mi muñeca.