Mi primer tatuaje, una catrina, me lo hize hace 1 año fueron 8h seguidas con un solo descanso. Fue agotador pero mereció la pena!