Es el tatuaje de mi perro Batman.
Durante un año estuve trabajando en otra ciudad y él se quedo con mi chico que lo cuidaba. Lo extrañaba tanto que me tatué una imagen suya.