Somos mis hermanas y yo cuando éramos chicos, regresando de un viaje de verano de 12 horas en tren. Es quizá de las pocas fotografías que tenemos juntos y ahora que los 3 vivimos en diferentes partes del mundo, he querido llevarles siempre conmigo.
Cada que lo veo, recuerdo nuestras caras y sus sonrisas.