Hace años tuve agorafobia y no salía de casa. Me refugiaba en los libros. Uno de ellos fue «Antes de ti». Creo que el final del libro describe el tattoo a la perfección:
«Quiero que no te conformes. Viste con orgullo esos leotardos de abeja. Vive bien. Vive».
Fue como una llamada, un impulso para superar mis miedos. Para vivir. Las abejas traen vida. A mi me la dio.