Sé que aún eres pequeño niño.
Pero yo deseo que llores.
Deseo que sientas, que abraces.
Que no ocultes tu cariño.
Que observes las flores.
Que aprendas sin violencia.