Esta frase significa mucho para mi, está en francés, mi idioma favorito, y significa “No me arrepiento de nada”. Cada vez que lo veo me alegro de habérmelo hecho porque significa que cada paso que he dado o situación que he pasado ha valido la pena para llegar a donde estoy hoy.