Este tatuaje dice tanto de mi que fue imposible no expresarlo en mi piel para siempre, me lo hice cuando después de muchos años negándolo al fin acepté una parte de mi que me esforzaba por ocultar.
A día de hoy solo siento tristeza de el sentimiento de rechazo que algún día tuvo