Natos y Waor siempre me han acompañado con sus letras en los momentos más importantes en los más tristes y también más felices, por eso este tatuaje “orgulloso de mis cicatrices de todas las veces que tropecé porque me hizo ser yo, lo que hice”.