Realmente fue un regalo, pero hice algo personal y aunque aveces parezca indomable falta conocerme para saber cómo llevarme.

También por el libro de Pelayo Díaz con el que muero de amor.

Lo mejor de todo es ser libre y que nada ni nadie sea capaz de dominarte.